Loading...

TRES CONEXIONES VITALES

Hay tres conexiones positivas que deben estar firmes y claras en todo ser humano. De ello depende la vida en equilibrio.

La primera conexión es con el Creador, mirarte como un ser trascendente, te ubica en un nivel superior dentro de la escala animal.

La segunda, una buena conexión con tu propio ser. Aceptarte cómo eres y apreciar tus virtudes y talentos, es otro de los principios para una vida sana y orientada hacia el éxito. 

Y la tercera es la conexión positiva con los demás: crear, cultivar y mantener relaciones nutritivas. Todos estos aspectos se deben revisar si queremos encaminar nuestra vida por el sendero del mejor vivir.

La conexión con lo trascendente

Cuando las personas no han desarrollado su visión trascendente de lo que son, ya sea porque viven demasiado ocupados de lo inmanente, es decir, de lo temporal, de lo efímero, de aquello que parece, o porque su sistema de creencias no se lo permite, entran en una especie de sufrimiento existencial.

Al final, ya sea por una u otra vía, terminaremos construyendo el camino hacia el infinito.

¿Qué quiero decir con esto?

Eso de la existencia de Dios, tarde o temprano, cada persona se lo tiene que plantear, pues no existe un sistema filosófico que se refiera a la existencia del hombre sin pensar en el Creador.

El mismo Jean Paul Sartre, padre del existencialismo moderno, fuerte defensor del ateísmo y quien proclamaba a viva voz la libertad plena del hombre, sin determinismo, es decir, el hombre sin dios y sin ningún orden, ni metafísico, ni biológico, ni tampoco social, al final de su vida, en sus últimas reflexiones, admitió la existencia de un Creador.

Cuando llegamos al estadio espiritual en una etapa más temprana, comenzamos a construir nuestra vida con un sentido de orden trascendente y con una mirada que traspasa los límites de la tierra que nos vio nacer y nos proyectamos más allá del universo.

Esta visión de la vida nos hace, por un lado, más grandes al reconocernos hijos de Dios y, al mismo tiempo, más pequeños al reconocer que hay un Dios que está por encima de todos y de todo.

A ese grado, cuando reconocemos al Creador, no se llega por la razón. Nadie explica la fe. Los dogmas o creencias trascendentes escapan al análisis racional. Por  eso, aquellos que necesitan llevar todo al dominio racional, en el que han sido formados, jamás podrán reconocer a un Creador del universo, pues la fe es el único camino para lograrlo.   

La fe es el camino para los valientes, para quienes asumen con convencimiento profundo que una meta se va a conseguir, pues Dios nos ha diseñado para ganar. Es saber, ante la incertidumbre, que no estás solo. Dios está contigo.

El espacio de Dios tiene las sillas reservadas para quienes con humildad y sencillez, reconocen la existencia de un ser superior que se encuentra por encima de toda expresión de vida.

Vivir la vida con sentido trascendente es una decisión personal. Nadie está obligado a creer.

Albert Einstein en cierta oportunidad dijo: “Hay dos formas de vivir la vida, pensar que todo es un milagro o pensar que nada es un milagro, pero de lo que si estoy seguro es de que Dios existe”.

La conexión con su propio ser

Por su parte, quienes no han desarrollado el amor propio, necesario para autoaceptarse, sin complejo alguno y con la total convicción de haber sido creados como seres únicos y especiales, viven con sentimientos de desvalorización, autodesprecio, con un estado interno que poco ayuda a la búsqueda del éxito y la autorrealización como personas.

Los buenos sentimientos y pensamientos acerca de nosotros mismos nos preparan para un mejor desempeño a lo largo de nuestras vidas. 

Solo cuando decidimos aceptarnos tal cual somos y evitemos la observación de los demás para compararnos, es cuando comienza una conexión positiva con nosotros mismos. Es cierto que tenemos algo que no nos gusta o que nos falta algo que hubiéramos querido tener. Pero sucede que la mayoría de las veces no podemos modificar esa condición y el proceso de auto aceptación plena es necesario para vivir en paz con nosotros mismos.

Debemos estar conscientes de quienes somos, cuáles son nuestros talentos, virtudes o dones y cuáles son nuestras limitaciones y aceptarnos tal cuál somos, y que nos afiancemos en nuestras características positivas para, a partir de allí, moldear un adecuado nivel de autoestima.

La conexión con los demás

Existen personas con dificultades para conectarse con lo demás, incapaces de hacer empatía, escuchar, establecer rapport y construir relaciones nutritivas con sus congéneres.

La carencia de habilidades sociales en muchas personas es un grave problema. Esto ocurre con frecuencia porque se han ocupado de desarrollar una profesión técnica, olvidando su desarrollo humano integral.

También existen personas, que pudiendo tener una gran capacidad para conectarse, lo hacen de forma en extremo selectiva. Hay quienes han desarrollado poco el sentido del amor hacia los demás, generando conductas de discriminación o rechazo hacia algunas personas, ya sea por su posición, su status, su color, religión o visión de la vida. 

Hay que conectarse de forma nutritiva con los demás, admitiendo que las personas son todas diferentes y con un sistema de creencias, valores e intereses propios,  que no necesariamente coincidirán con los nuestros. Debemos estar conscientes de la necesidad del otro, respetar sus puntos de vista y sus creencias, admitir que el ser humano nació para una convivencia sana con el resto de las personas, sin distinción de raza, sexo, religión, edad,   condición profesional o económica, creyendo simplemente n la unidad y el respeto.

Debemos entonces estar con “Una mirada puesta en el cielo, que te haga sentir un ser único y especial. Pero con los pies hundidos en la tierra, que te hagan ver igual a los demás”.

Libro: “La Vida es una Sola”

Autor: Carlos Saúl Rodriguez

 

 

Deja Tu Comentario

  Subscribe  
Notify of

Av. Principal de Los Ruices, Centro Empresarial Los Ruices, piso 5, ofic. 511. Caracas, Venezuela. ZP 1050

+58 212 239 1630 | +58 412 608 8169

© 2017 Carlos Saúl - Comunicaciones • Quick Web Venezuela.