Loading...

¿QUÉ HACER?

Decía Charles Chaplin, inmortal comediante Inglés, “Un día sin humor es como un día perdido”.

El estado anímico de cada uno depende de nosotros mismos. Tú eres quien decide ser feliz o no, reír o sufrir. Yo quiero recomendarte que si llegas a las cuatro de la tarde y no te has reído, significa que estás perdiendo el día. Es el momento de irse para un rincón recordar algún cuento, chiste, anécdota, que te hayan causado risa y te ríes solo o sola. Y cuando el jefe te vea riéndote solo y te pregunte “¿Qué estás haciendo ahí?”, tu le respondes, “aquí jefe, …recuperando el día”.

¿Qué quiero decir con esto?

Yo quiero enfatizar que la felicidad es responsabilidad de cada uno. No dejes entonces en manos de nadie, lo que es tu responsabilidad. Como decía Facundo Cabral, “Dios te dio una persona para que la cuidaras, te ocuparas de ella y fueras responsable de su felicidad. Esa persona eres tú mismo o tú misma”.

Siempre tendremos un montón de cosas que no podemos controlar, las cuales debemos aceptar como parte de la vida. Antes de salir de tu casa, acepta que ¬–tal vez- habrá tráfico, que los motorizados pasan por todas partes y probablemente lloverá. Todo ello causa malestar o preocupación. Pero piensa también que estás vivo, que los únicos que no tienen problemas; son los muertos. Piensa que si vas a trabajar es porque estás sano. Piensa que si te das cuenta de todo lo que pasa y acontece es que tus sentidos te están funcionando. Es muy importante que no te centres en las situaciones que son los obstáculos que debemos superar, los cuales representan una mínima parte del espacio del día. No permitas que esos elementos llenen tu cerebro, impidiéndote que puedas disfrutar de un sinnúmero de eventos positivos que aparecerán cada día.

No te fijes en lo malo de la lluvia, observa cómo el verdor de los árboles se aviva, la tierra se alimenta y la atmósfera se purifica. La lluvia ayuda a mantener los cultivos y permite generar electricidad, entre muchas otras cosas. La lluvia, es preciosa en sí misma, escena de mil obras de arte.

Un cobrador no se te aparecerá en la tumba. Cuando estés en el cementerio nadie llegará a insultarte, a reclamarte por alguna acción, o algo que hiciste o dijiste. Entonces, si algún día llega un cobrador a tu casa, preguntará no por un muerto sino por un vivo, y ese vivo eres tú. Es que no estás en el cementerio, estás vivo. Si estás metido en un problema es que estás vivo. Si alguien te reclama algo que hiciste, es que definitivamente estás vivo. Cambia tu forma de expresarte ante el mundo. No digas que nunca tengo un problema, di estoy vivo. Porque los muertos son los únicos que no tienen problemas.

No critiques lo pesado del tránsito, piensa que somos muchos los que compartimos el propósito de ser productivos, concientiza que no estamos solos bregando en la vida para construir la felicidad. Piensa que esas personas que van en el tráfico son como tú, cargadas de sueños. Cada ciudadano que transita a tu lado, tiene el mismo reto de hacer de cada día un espacio para la plenitud. Mira para los lados, y te darás cuenta de que cada vez hay más gente y evita maldecir porque cada día somos más. Más bien concienticemos la reflexión de Facundo Cabral: “Mientras más gente nace, eso significa que todavía Dios cree en la humanidad”.

No pienses que los motorizados son como un panal de abejas, sino que en cada máquina que pasa va una persona. Que es verdad que muchos delincuentes usan motos para cometer sus delitos, pero la mayoría de los que circulan en moto, no son delincuentes. La mayoría de los motorizados son trabajadores, muchos van para su trabajo y su único medio de transporte es ese. Esas personas han encontrado una solución en esas dos ruedas. Mira al cielo y agradece que tú tengas un carro y que hayas podido mejorar tu nivel de vida, tu carro te da más comodidad, protección y confort.

Por último te invito a ver cada día como un regalo de Dios. Entonces muéstrate agradecido. Cada día sale el sol. Cada día. Dios te da alimento y te permite compartir con tu familia. Tienes un empleo y muchos amigos. Cada amanecer hay muchas más cosas hermosas que desagradables.

Contempla la gente que camina a tu alrededor, y piensa, detente a ver que cada humanidad es una expresión e Dios.

Repítete a ti mismo: cada persona es un milagro y me comprometo a ver el lado bueno de cada uno de mis semejantes. Hoy me concentraré en todo lo bueno de cada uno de mis semejantes. Hoy me concentraré en todo lo bueno que hay en cada persona y en cada espacio y no permitiré que eventos pasajeros o circunstancias que están fuera de mi, me quiten la posibilidad de experimentar la felicidad de este día y comprometerme a ser feliz, con, sin o a pesar de.

No es Cuestión de Leche, es Cuestión de Actitud
Páginas 152-153-154
Autor: Carlos Saúl Rodriguez

2
Deja Tu Comentario

2 Comment threads
0 Thread replies
0 Followers
 
Most reacted comment
Hottest comment thread
2 Comment authors
  Subscribe  
newest oldest most voted
Notify of
Javier Borges

Saludos Sr. Carlos Saul, un placer leer sus artículos, gracias

Antuan Gonzalez

Excelentes palabras como siempre!!!

Av. Principal de Los Ruices, Centro Empresarial Los Ruices, piso 5, ofic. 511. Caracas, Venezuela. ZP 1050

+58 212 239 1630 | +58 412 608 8169

© 2017 Carlos Saúl - Comunicaciones • Quick Web Venezuela.