Loading...

Si miramos con la profundidad que se requiere, para entender la dimensión de esta sabiduría, podremos darnos cuenta de que la vida es amor y el amor es para darlo generosamente y recibirlo con gratitud.

La clave de vivir en plenitud es que aceptemos que vivir es poder dar amor y recibirlo. De esta manera mientras haya alguien a quien entregarle ese amor, la vida tendrá sentido.

Si el amor es ilimitado, la vida no tiene entonces fronteras.

Cada quien tiene en lo más profundo de su alma una fuerza para la superación de cualquier crisis, pero se trata de aceptar que en la vida hay siempre un remedio para sanar cualquier herida, por más profunda que esta parezca.

El dolor se supera, pero si alguien quiere vivir en el dolor, esa es su decisión.

Hay personas que pierde un bien o fracasan en un proyecto en el cual tenían todas las esperanzas, sin perder la vida, pero se consumen pensando en lo que perdieron, sin darse cuenta de que tienen lo más importante: LA VIDA.

Un negocio puede acabar, una empresa se puede arruinar, un proyecto puede fallar, pero mientras el autor, el protagonista, el inventar, siga estando vivo, todo se puede.

Se puede levantar un nuevo edificio después de un terremoto, si el constructor sigue con vida.

Una obra de arte se puede destruir, todo el arte creado por un genio puede desaparecer, pero mientras el artista siga vivo, tendrá la genialidad, por lo que pueden aparecer nuevas obras.

Si el constructor se queda inmóvil recordando su edificio, ¿de qué sirve su vida y su talento?

Si el artista se consume en la tristeza por la pérdida de sus obras, su genialidad dejará de ser útil.

Es difícil volver a construir y volver a crear, pero debemos entender, definitivamente, que nada es permanente. Más importante es el nuevo edificio que aquel que fue destruido por el terremoto, y más importante es la nueva obra, la cual veo y disfruto, que las obras que ya no existen

Si perdiste un familiar, un hijo, el esposo, un hermano… lo más importante es que el amor que existe en tu alma, esté incólume, y poder desplazarlo hacia otros que lo necesitan, con lo cual das vida a lo más hermoso que la creación tuvo a bien darle al ser humano: el amor y, por otra parte, van sanando tus heridas que tanto dolor te producen…

La Vida es Una Sola
Páginas 190-191

Autor: Carlos Saùl Rodriguez

Deja Tu Comentario

  Subscribe  
Notify of

Av. Principal de Los Ruices, Centro Empresarial Los Ruices, piso 5, ofic. 511. Caracas, Venezuela. ZP 1050

+58 212 239 1630 | +58 412 608 8169

© 2017 Carlos Saúl - Comunicaciones • Quick Web Venezuela.