Loading...
Carlos Saul consejos

Consejo vs. Crítica

 

No es lo mismo hacer una crítica, que dar un consejo. La diferencia entre un consejo y una crítica depende del tiempo en que se administre. La crítica es una opinión que enfatiza los aspectos deficientes en el desempeño de una persona o de un equipo; mientras que el consejo es todo aquello que se comunica de forma sugerida, con la sana intención de influenciar positivamente en una nueva actuación.

 

 

La crítica, por más “constructiva que parezca”, no tiene el impacto motivador que tiene un consejo, ya que ésta resalta lo negativo de las actuaciones que han tenido lugar, por lo cual la mayor parte de las veces genera sentimientos de resistencia a quien lo recibe.

 

El consejo es un acto de apoyo para quien lo recibe

 

Un consejo resulta útil la mayor parte de las veces, ya que es percibido como un acto de apoyo para la mejora del desempeño personal o profesional. Es importante que el consejo provenga de una fuente de alta validez, pero aun así no todo consejo debe ser tomado en cuenta, ya que un consejo dista mucho de tener carácter impositivo.

 

¡Pero no todos tienen la capacidad o las cualidades personales para dar un consejo!

 

Para dar consejos se requiere de un alto nivel de conocimiento sobre lo que se va a opinar y un gran sentido de vocación para ayudar a otros. Sólo así un consejo se convertirá en instrumento válido y confiable. Los verdaderos consejeros son una especie de mentores o asesores, que ayudan a dar mayor claridad sobre las decisiones que se tienen que tomar o las acciones que se deben ejecutar.

 

 

¡Cuidar lo que se dice, pero sobre todo como se dice! Cada cual que ocupe un puesto de director, asesor o supervisor, debe preguntarse acerca del sentido de sus apreciaciones, señalamientos o comentarios y descubrir de qué manera se le está percibiendo; si es visto como un “criticón” o por el contrario como un buen consejero.

 

¡Cuidado! No todos son buenos consejeros.

 

De criticones está lleno el mundo por eso no es fácil encontrar consejeros, por lo cual muchas veces hay que hacer caso omiso a lo que se nos dice, ya que por doquier deambulan “los traficantes de críticas”, haciéndose pasar por consejeros, sin que nadie los pueda detener, ya que al fin y al cabo es “su derecho”.

 

Los consejos deberán poseer una gran carga de objetividad, para que resulten útiles.

 

Es claro que resulta más fácil criticar que aconsejar. Los hombres sabios y justos, sean analistas o asesores, coachs o gerentes, docentes o técnicos, deberán hacer un ejercicio para convertirse en verdaderos consejeros; ver hechos y analizarlos con el mayor sentido posible de objetividad, adecuados al contexto, con criterio de justicia y con la clara intención de aportar para la mejora del rendimiento de los demás. Sólo así se puede generar un verdadero consejo útil y a tiempo.

 

Un consejo es un instrumento motivador

 

Transmitir a los demás que todo se puede mejorar, enfatizando los comportamientos positivos, los aciertos, los éxitos, genera alta motivación en las personas, minimizando temores y generando mayor optimismo sobre sus futuras actuaciones.

 

Por Carlos Saúl.

 

Av. Principal de Los Ruices, Centro Empresarial Los Ruices, piso 5, ofic. 511. Caracas, Venezuela. ZP 1050

+58 212 239 1630 | +58 412 608 8169

© 2017 Carlos Saúl - Comunicaciones • Quick Web Venezuela.