Loading...

Compromiso es pasión

septiembre 30, 2017


Compromiso es pasión

 

Durante los últimos años he sido invitado a dictar al menos 300 conferencias sobre el tema del compromiso. En la medida que se han igualado las competencias técnicas de la gente en las empresas, las competencias actitudinales y los valores personales han venido cobrando más importancia, al punto que la diferencia entre un empleado y otro, lo define el nivel de compromiso, la pasión y la entrega que demuestra en cada actuación.

 

Reclutar y seleccionar personas académicamente preparadas, con alto conocimiento sobre el tipo y nivel del puesto en el que se deben incorporar, resulta relativamente fácil, por la alta oferta que hay en el mercado laboral. Sin embargo, la decisión de ingreso, las promociones y demás movimientos de personal, no depende del hecho de saber y cumplir, sino que hoy por hoy influye de forma definitiva, el grado de compromiso que una persona demuestra tener en lo que hace.

 

Compromiso es pasión, no es fácil de conseguir, ni tampoco de medir. Pero más allá de la dificultad que presenta medir esta variable, todos coinciden en que el compromiso de la gente es la clave para obtener resultados superiores y permanentes. Esto explica por qué las organizaciones invierten cada vez más recursos y esfuerzos para estimularlo. Cada día se realizan sesiones de trabajo, talleres y conferencias orientados a despertar en la gente ese “gen” que explica el alto compromiso de los miembros del equipo.

 

 

El compromiso no opera de igual manera en todas las personas. Estudiosos de la psicología positiva hablan del compromiso en cuatro niveles:

  1. Cuando cumplimos con una rutina de trabajo, el horario y las asignaciones de acuerdo a las especificaciones convenidas, podemos identificar el nivel más básico, el cual podemos llamar físico.
  2. La toma de conciencia de lo que hacemos, el esfuerzo por comprender y perfeccionar la tarea; así como la puesta en funcionamiento de todas las herramientas derivadas del conocimiento, se identifica con el nivel de conciencia. Este nivel lo conoceremos como el cerebral.
  3. La pasión con la que hacemos y cumplimos las obligaciones, incorporando nuestros sentimientos, se corresponde con un nivel superior en el que aparece la pasión. Este nivel lo llamaremos corazón.
  4. Por último el nivel más elevado, el trascendente, es cuando sé hacerlo y qué se tiene que hacer con la fe de que todo saldrá bien. Este nivel lo llamaremos espíritu y es el que nos lleva a la convicción de poder obtener resultados, que pareciera imposibles de lograr.

El compromiso en estos cuatro niveles evoca personas y situaciones en las que se refleja una actuación por encima del promedio. Son personas que le imprimen una gran pasión a todo lo que hacen y se distinguen por funcionar automotivadas. Las personas comprometidas en los cuatro niveles, son movidas por principios de orden superior, razones trascendentes y valores que se encuentran internalizados en ellas y es entonces cuando decimos que compromiso es pasión.

 

Una persona con compromiso total hace más de lo esperado al punto que sorprende. Cuando se trabaja de forma comprometida, se vive, se piensa y se sueña con entregar todo lo que depende de nosotros para lograr el más alto rendimiento.

 

Por Carlos Saúl.

 

 

Av. Principal de Los Ruices, Centro Empresarial Los Ruices, piso 5, ofic. 511. Caracas, Venezuela. ZP 1050

+58 212 239 1630 | +58 412 608 8169

© 2017 Carlos Saúl - Comunicaciones • Quick Web Venezuela.