Loading...

Clarificar el objetivo es el comienzo

octubre 17, 2017


Clarificar el objetivo es el comienzo

 

Los objetivos para que sean eficaces deben contener en su diseño y planteamiento una serie de características. Lo primero que debe tener un objetivo es la claridad de lo que se busca, lo que en concreto se quiere conseguir.

 

Cuando un objetivo carece de claridad y el equipo no canaliza su energía y fuerza en pro de su cumplimiento, se desperdician entonces los esfuerzos y en consecuencia nos alejamos de la meta. Un objetivo debe sumar a la claridad la importancia; si la claridad la asociamos con -el que-, la importancia la debemos asociar con -el para qué-.

Censar la importancia del objetivo es darle a cada miembro del equipo una razón sólida, profunda y personal, por la que se debe alcanzar ese objetivo. Cada persona debe visualizar, de forma clara, que se gana si se consigue y qué se pierde si no se alcanza el objetivo, es decir conciencia de las consecuencias inmediatas del resultado.

Clarificar el objetivo es el comienzo y este grado de concienciación, contribuye de forma importante en el mantenimiento de la auto motivación, la cual es de primordial importancia cuando se trabaja con base en las expectativas sobre los resultados que se aspiran a conseguir.

 

Cuando se tiene claridad sobre lo que se quiere conseguir y le damos valor a esa meta, tenemos ganado hasta este momento la plataforma sobre la que se formula una estrategia para orientar la actuación del equipo.

 

Cumplidos estos dos requisitos, antes de definir la estrategia se debe revisar el talento básico de los miembros del equipo y su capacidad creativa. Del saber hacer de cada uno, de su capacidad de respuesta, de sus competencias técnicas y actitudinales dependerá en gran medida la formulación de una estrategia, claro está sumado a otros elementos que también resultan esenciales.

Cada líder debe garantizar que cuenta con el equipo idóneo para emprender el camino hacia la conquista de un objetivo, ya que no basta tener claridad de una meta y la adecuada calibración del nivel de importancia que representa para cada persona, sino que también es necesario contar con un saber hacer; es decir, aquello que representará la fuerza y capacidad para conseguir lo que se quiere.

 

 

Hasta ahora hemos dicho que clarificar el objetivo es el comienzo, por ello los equipos deben cumplir tres aspectos básicos, que representan una condición para poder entrar en competencia. El siguiente elemento tiene que ver con la orientación estratégica; dicho de otro modo, es la manera como nos vamos a comportar o debemos actuar de cara al objetivo. Supone la organización de las ideas antes de llegar a la acción, significa actuar de acuerdo con un plan preconcebido.

Si hay algún elemento que deberíamos considerar adicionalmente a lo que hemos dicho hasta ahora, es el seguimiento a la ejecución de acuerdo con lo planificado. Este seguimiento además permite medir los resultados y realizar los ajustes de forma proactiva.

Si queremos resumir entonces los elementos esenciales que determinan la eficacia del equipo:

  1. Debemos partir de la clarificación de lo que se quiere
  2. Seguir con la calibración de la importancia asignada al objetivo
  3. Identificar los talentos individuales
  4. Comunicar una estrategia
  5. Y por último hacer seguimiento.

 

Por Carlos Saúl.

 

 

Av. Principal de Los Ruices, Centro Empresarial Los Ruices, piso 5, ofic. 511. Caracas, Venezuela. ZP 1050

+58 212 239 1630 | +58 412 608 8169

© 2017 Carlos Saúl - Comunicaciones • Quick Web Venezuela.